933 35 80 54

Lun-Vie: 9h.-21h.
Sábado: 9h.-14h.

La implantología dental es una disciplina odontológica que se dedica al reemplazo de dientes perdidos mediante la colocación quirúrgica de un implante dental en el maxilar o la mandíbula. A día de hoy se considera una de las técnicas más eficaces de rehabilitación dental. 

Tipos de implantes

¿Qué implantes encontramos? 

Los implantes dentales pueden ser de diferentes tamaños, superficies y materiales. Se pueden utilizar fijaciones de titanio u otros materiales biocompatibles, que no generen rechazo por parte del sistema inmunológico. Estas fijaciones ejercen la función de la raíz del diente que hemos perdido y van atornilladas directamente al hueso maxilar. 

Sobre los implantes, se diseñan unas rehabilitaciones protésicas, confeccionadas por un material cerámico y fabricadas en un laboratorio protésico simulando la estética y las propiedades físicas del esmalte dental. Ellas son las encargadas de restituir las funciones masticatorias, fonéticas y estéticas del paciente. 

La clasificación de los implantes dentales se podría hacer en dos tipos: 

  • Endo-óseos: Es el método de restauración dental más común, siendo una alternativa muy recomendable para aquellas personas que deseen una importante mejora estética y funcional. Como el propio nombre indica, este tipo de implante se refiere a aquel que va integrado dentro del hueso maxilar. Tras la inserción quirúrgica, el proceso que sigue es conocido como Osteointegración y consiste en la integración del tornillo en el hueso. Este proceso tiene una duración de 4 meses.

    Existen varios tipos de implantes endo-óseos:
    • Cilíndricos: Son implantes poco usados porque el proceso de integración dentro del hueso es más lento comparado con el resto de implantes. Como característica diremos que su diseño cuenta con una serie de perforaciones en su superficie para que el hueso se ancle a ellas.
    • Atornillados: Es la modalidad de implantes más común. Presentan la superficie roscada, una característica que permite que el tornillo se fije de forma más rápida al hueso.
    • Laminados: Son implantes únicamente recomendables para sustituir piezas dentales que se localicen en una zona anterior, especialmente en aquellos pacientes que presenten poco hueso. 
  • Subperiósticos o Yuxta-óseos: Este método de restauración dental consiste en la inserción de un marco de metal por debajo de la encía. La pieza de metal contiene, a su vez, unos pilares donde se ancla una prótesis. Es un implante indicado para pacientes que no pueden usar dentaduras convencionales y que, además, tienen una altura ósea mínima. Cada vez es menos usado, ya que requiere de una cirugía mucho más amplia para su implantación, hecho que hace que la recuperación sea más lenta y las complicaciones, mayores. 

Principales ventajas

¿Qué beneficios presentan los implantes? 

Los implantes son un método de rehabilitación dental más cómodo y duradero que otras soluciones utilizadas para reemplazar dientes perdidos. ¿Cuáles son sus principales ventajas? 

  • El paciente puede comer sin dolor, de la forma que solía hacer antes de perder el diente.
  • Se minimiza la pérdida ósea que pudo provocar la caída del diente, ya que al recuperar el ejercicio de masticación se estimula de nuevo la formación ósea.
  • La colocación de implantes mejoran la estética dental de los pacientes.
  • Los implantes pueden alcanzar una vida útil superior a la de una pieza dental natural. 

(!) Es una intervención ambulatoria que no requiere de internación y es de rápida recuperación. 

Perfil del paciente

¿A partir de qué edad se efectúan los implantes? 

Se puede practicar una intervención quirúrgica de este tipo en pacientes jóvenes una vez hayan completado el desarrollo de todas las piezas dentales. Por ejemplo: en mujeres será a partir de los 16 años y en hombres, a partir de los 18 años. En cuanto a los adultos, la edad no supone en ningún caso un motivo de restricción. En general, no existen contraindicaciones para la aplicación de implantes, con la única excepción de que los pacientes presenten enfermedades graves como infecciones o tumores. 

Motivos de implantación

¿Cuándo es necesario un implante dental? 

El implante dental está recomendado en casos ausencia de dientes por diferentes motivos: 

  • Pérdida dental a causa de una afección (caries, piorrea o periodontitis).
  • Dientes que no completan su desarrollo por factores congénitos.
  • Fracturas dentales debido a algún accidente y/o traumatismo. 

La rehabilitación de una o varias piezas dentales permiten que el paciente recupere la capacidad de comer y hablar, además de lograr que vuelva a confiar en su sonrisa, invitándole a mostrarla sin ninguna preocupación o molestia. 

Implantología en el Hospital Odontològic Universitat de Barcelona 

En el Hospital Odontológico realizamos un estudio clínico y radiológico exhaustivo previo a la colocación de un implante para obtener un correcto diagnóstico. Mediante una radiografía en 3D (usando un dispositivo de última generación conocido como CBCT), diseñamos y planificamos todo el proceso quirúrgico para asegurarnos que los implantes encajan a la perfección con la estructura de los maxilares del paciente y, a su vez, están en sintonía con el resto de piezas dentales. 

Los constantes avances odontológicos y procedimientos de alta calidad, junto a la amplia experiencia del equipo de implantología del Hospital, trabajamos a diario para devolver la función dental perdida a nuestros clientes y ayudarles a recuperar la salud dental, la estética y, por supuesto, la mejor de sus sonrisas.

Pedir visita

¿Necesitar un implante dental?