933 35 80 54

Lun-Vie: 9h.-21h.
Sábado: 9h.-14h.

La odontología preventiva es la ciencia que se encarga del estudio y conocimiento del medio bucal y sus implicaciones microbiológicas e inmunológicas en la prevención de enfermedades. Para el mantenimiento de una correcta salud bucal, la prevención se convierte en un factor fundamental. 

La odontología preventiva no se puede confundir con la odontología conservadora, centrada en la restauración de los tejidos duros del diente que se han dañado debido a caries, traumatismos o alteraciones, con el objetivo de evitar extraer, y por tanto conservar, la pieza original del paciente. 

Procedimiento de actuación

¿Qué tipos de prevención existen? 

Se considera prevención no solo el proceso encargado de prevenir la aparición de una afección, sino también los mecanismos que se ponen en marcha para detener su progreso hasta llegar a la completa curación o, al menos, hasta aminorar al máximo su progreso. En esta línea, existen tres niveles de prevención: 

  • Primaria: Es la fase encargada de reducir las posibilidades de afectación de una enfermedad o afección bucal entre los pacientes que aún no presentan la patología. Por tanto la prevención primaria comprende las medidas que se toman, sobre un individuo, un colectivo o la sociedad al completo, con el fin de evitar que la enfermedad aparezca. La fluoración de las aguas de abastecimiento público sería un ejemplo de un mecanismo primario de aplicación general para prevenir la caries dental. 
  • Secundaria: La segunda fase de la prevención actúa cuando la primaria ha fallado. Una vez la enfermedad ha irrumpido, todos los esfuerzos se centran en interrumpir la afección con tratamientos específicos. A través de una prevención secundaria, y diagnósticos y tratamientos precoces, los especialistas consiguen mejorar el pronóstico de la enfermedad y ponerla bajo control con mayor facilidad. 
  • Terciaria: Esta tercera fase se pone en marcha cuando la enfermedad ya está establecida. Esta prevención es la encargada de limitar la lesión y evitar que se desencadene alguna complicación derivada de la afección bucal. 

Desde el Hospital Odontológico, usamos diagnósticos determinantes y tratamientos precoces para aplicar una odontología preventiva tan eficaz como sea posible, con beneficios para el paciente y para la sociedad en general.

Técnicas preventivas

¿Cómo cuidar y proteger la boca?

Existen diferentes técnicas en la odontología preventiva que pueden ayudar a cuidar y proteger la boca de los pacientes y prevenir, por tanto, la aparición y desarrollo de patologías: 

  • Higiene bucal diaria: Una higiene completa diaria es fundamental para evitar el desarrollo de enfermedades bucales. La higiene pasa por tres fases: cepillado, enjuague e hilo dental. La rutina de higiene consta de tres cepillados al día de dos minutos, acompañado de un enjuague bucal y el uso de hilo dental para limpiar los espacios interproximales (entre los dientes), donde no llega el cepillo. 
  • Dieta sana: Se recomienda que la dieta sea equilibrada y baja en alimentos con alto contenido en azúcar y/o carbohidratos. También es importante cuidar los niveles de calcio para que los huesos no se deterioren y queden demasiado expuestos al desarrollo de enfermedades periodontales. 
  • Evitar hábitos perjudiciales: Conviene evitar hábitos como el tabaquismo o el consumo de alcohol, ya que favorecen la sequedad y la acumulación de placa bacteriana en la boca, hecho que favorece el desarrollo y la proliferación de enfermedades bucales. 
  • Protección bucal en la practica deportiva: Usar un protector bucal puede ayudar a proteger la boca, dientes y lengua en caso de practicar deportes de contacto o deportes con un alto índice de lesiones, por ejemplo, el fútbol americano, el baloncesto, el hockey, el voleibol, las artes marciales, el boxeo y la lucha libre. Se puede optar por protectores estándares o por aquellos personalizados que se adaptan a la forma de cada boca. El odontólogo se encarga de fabricarlos a medida. 
  • Tratamientos profesionales:
    • Limpieza dental: Es una técnica realizada en la clínica dental que se encarga de remover las manchas del esmalte y la placa bacteriana (conocida coloquialmente como sarro) que se aloja en los dientes. Es una técnica muy común, se caracteriza por ser bastante simple e indolora. Los especialistas recomiendan realizar una limpieza dental cada 12 meses.
    • Ortodoncia: Es un tratamiento odontológico que se ocupa de corregir la posición de dientes y problemas de oclusión. Esta técnica dejó de estar dirigida únicamente a niños y adolescentes, para empezar a popularizarse entre los pacientes adultos. Los dientes apiñados, por ejemplo, pueden dificultar la limpieza íntegra de los dientes y crear las condiciones bacterianas para que aparezca una enfermedad bucal.
    • Aplicación de sellantes: Se aplican sellantes dentales para proteger los dientes, especialmente de niños y adolescentes, contra los alimentos y bacterias que producen caries. Según datos oficiales de la Academia Americana de odontología pediátrica, su colocación ha mostrado una reducción de la incidencia de caries del 86% después de un año y del 58% después de cuatro años. 
  • Visitar regularmente al dentista

Las visitas periódicas al odontólogo servirán para determinar si las rutinas de cuidado y prevención se están llevando a cabo correctamente.

Odontología en el Hospital Odontològic Universitat de Barcelona 

Una buena odontología preventiva permite evitar la proliferación de enfermedades bucales y se traduce en una mejora en la calidad de vida de los pacientes. En el Hospital Odontológico, nos preocupamos por el bienestar de nuestros clientes. Eso es lo que nos anima a seguir innovando para poder ir un paso por delante a nivel de diagnósticos y tratamientos preventivos y actuar de forma precoz ante cualquier afección que pueda aparecer. 

Gracias a nuestra convicción y a la amplia experiencia de nuestro equipo, los clientes nos consideran su clínica de referencia tanto en el ámbito de tratamiento como en el de prevención.

Pedir visita

¿Necesitas una revisión bucal preventiva?